jueves, 19 de enero de 2017

LA AUTOESTIMA DEL VENEZOLANO






“La marginalidad como status y profesión, conlleva carencia de “sí mismo”, negación de su propia experiencia, no conciencia, no contacto con sus necesidades y falta de objetivos personales. El marginal vive en la desvalorización, cultiva la pasividad y le rinde culto a la dependencia, a la amargura y a la resignación”

 


“Marginal es el desarraigado, el desubicado, el que se impide el crecimiento, el que se niega a ser lo que es, no expresando sus sentimientos y sus necesidades, el que cambia todo por cosas, artefactos, para sentirse querido y en contacto. Marginal es el que no acepta límites y se convierte en un invasor de los demás, el que responde con violencia inmediata a la necesidad y desconoce las necesidades de otros y el que utiliza a los otros como recursos, ignorando los propios; el que vive de la contingencia, sin centrarse en su aquí y ahora, vive del tal vez, del quizás, del de repente, del por si acaso, de a lo mejor, o el ya veremos. El marginal vive del accidente inesperado, de las inclemencias del tiempo, de las enfermedades hereditarias, de la traición del amigo y de los prejuicios sociales. Vive de prisa y en confusión, sin contacto. Predica la revolución, aunque jamás se haya sometido a la suya propia”



AUTOESTIMA: ECOLOGÍA o CATÁSTROFE (1987),
Manuel Barroso





“El venezolano reacciona ante un terremoto, un accidente, un evento. Inmediatamente se hace solidario. Pero se paraliza ante el irrespeto, la agresión, el desafuero, el atropello”


“Si vas en avión, “los venezolanos” se persignarán al ascenso, se echarán palos de pie durante el vuelo y aplaudirán al descenso, se pondrán de pie antes de tiempo, se molestarán si algún sobrecargo les llama la atención y dejarán que sus hijos corran a sus anchas por los pasillos de la nave, sin cuestionarse si molestan a los demás que también tienen derechos”




 “El modelo se agotó, cambiaron las necesidades, los contextos y los comportamientos. El venezolano ha quedado detenido, desatendido y desesperanzado. Hay que ser loco o iluso para creer en lo que está actualmente en oferta"

"Los líderes no existe se han ido"

"A los partidos, distraídos en interminables querellas internas pareciera no importarles lo que sucede en el país"

"Los gobiernos improvisan paquetes, proyectos, leyes, programas y misiones"
 
 



 “Las ideologías no responden. El hombre víctima de sus propios engaños ha quedado desvalorizado en su propia negación. ¿Cuáles son las alternativas?  Las propuestas: el golpe de estado, las guerrillas, el desarrollo económico, la política. Pero ellas  tienen una mentira de fondo: la persona no es importante. Hay otras cosas importantes: el dinero, el status, el poder”



“Todavía existe intacta la alternativa de Rodríguez o la de Gallegos: educar al venezolano a ser persona,  a sentirse digno y con derechos, a ser miembro de una familia, una comunidad, una organización donde lo esencial es la persona quienquiera que sea, importante y donde existan oportunidades para todos”


 
AUTOESTIMA DEL VENEZOLANO (1992),
Manuel Barroso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada